EVOLUCIÓN EN IMAGEN DEL ALA DE COMBATE No. 22

   



La Fuerza Aérea Ecuatoriana, a principios de los años sesenta y ante la necesidad de contar con una Unidad destinada a la búsqueda y rescate, que cuente con personal y medios adecuados para el cumplimiento de esta misión, envía a los Estados Unidos a los cadetes Héctor Zambrano, Franklin Dueñas, Enrique Lavayen y Octavio Gándara para que reciban entrenamiento avanzado en helicópteros, graduándose el 8 de febrero de 1962, y convirtiéndose en la primera promoción de pilotos de helicópteros.

El 01 de junio de 1962 llegan a Guayaquil a bordo de un carguero C-124C Globemaster II de la USAF los primeros cuatro de un total de seis helicópteros CESSNA SKYHOOK H-41. La aviación de ala rotativa empieza en el Escuadrón de Rescate No 2113 creado mediante Decreto Ejecutivo expedido en el gobierno del Sr. Dr. José María Velasco Ibarra el 06 de junio de 1962 designando como su primer Comandante de Escuadrón al Sr. Mayo. Plto. Avc. Rómulo Augusto Peralta Palacios.  
A través del plan de ayuda mutua con el gobierno de los Estados Unidos, llegaron al país en el mes de Junio de 1965, seis (6) helicópteros SIKORSKY H-19B Chickasaw, incrementando así los equipos de vuelo. Para el año de 1966, se cambia la denominación del Escuadrón de Rescate No. 2113 a Escuadrón de Rescate No. 2114. En ese mismo año mediante Decreto Supremo No. 929, publicado en el Registro Oficial No. 107 con fecha 29 de agosto, se creó el Sistema de Búsqueda y Salvamento donde fue designado como Comandante el Mayor Ovidio Torres, encargándose a este Escuadrón la responsabilidad y ejecución en todo el territorio nacional e insular.

En el año 1967, llegó al Ecuador un helicóptero Hiller 1400 de fabricación norteamericana, comprado por la Presidencia de la República, como helicóptero presidencial, el mismo que fue operado por los pilotos Tnte. Franklin Dueñas, Pablo Gándara, y Alfredo Chacón, quienes en aquel tiempo tenían como base de operaciones la ciudad de Quito, este helicóptero prestó gran ayuda en rescates y misiones de acción cívica en esta región del país.

El 1 de diciembre de 1968, es nombrado Comandante del Escuadrón No 2114 el Sr. Capt. Plto. Avc. Marco Andrade Buitrón, quien permanece en sus funciones hasta 1970.

Desde sus comienzos, la actividad del Ala de Combate No. 22, fue muy ardua, había que establecer la organización estructural, vacantes, estandarizar procedimientos, organización de actividades de búsqueda y rescate, entrenar tripulaciones, así como todas las coordinaciones pertinentes con la Dirección de Aviación Civil.

   En el año de 1972, son asignados al Escuadrón 2114 los subtenientes de la Vigésima Tercera Promoción, Darwin Cevallos Patiño y Raúl Torres Vásquez, para iniciar su curso teórico en helicópteros y continuar su especialización en la Escuela de helicópteros de la Fuerza Aérea Francesa ya que la visión del alto mando era la de adquirir más helicópteros Alouette en un futuro. El 28 de marzo de 1972 es nombrado Comandante del Escuadrón 2114 el Sr. Mayo Plto. Avc. Raúl Cousin quien se desempeña en su función hasta el 23 de noviembre de 1973, fecha en la cual se cambió la designación de esta unidad a Grupo de Rescate No. 221 y pasó a formar parte del orgánico del Ala de Combate No. 22 de la II Zona. El Sr. Mayor Raúl Cuosin pasa entonces a comandar mencionado Grupo de Rescate.

En este mismo año llegan capacitándose en Brasil los Subtenientes Julio Burgos Vergara y Luis Guevara para fortalecer esta unidad de rescate. En agosto, la FAE adquiró seis helicópteros nuevos SUD SA-316 Alouette, de fabricación francesa, para reemplazar a los Sikorsky H-19, modernizándose así el Grupo Rescate No. 221.

En el año 1974, llegan dos helicópteros SUD S.A. 330C Puma de fabricación francesa y un año más tarde, se compra a ECUAVIA tres helicópteros BELL 47-G de entrenamiento, de esta manera se completó el equipo necesario para el cumplimiento de las misiones asignadas en este periodo.

 El 4 de junio de 1975, es nombrado Comandante del Grupo de Rescate No. 221 el Sr. Mayo. Plto. Avc. Alfredo Chacón Savinovich, quien permanece en funciones hasta el 28 de marzo de 1977, en esa fecha se nombra Comandante al Mayor Hugo Alvarado Palacios y se adquieren dos helicópteros Bell 212, de fabricación norteamericana, helicópteros que se constituyeron en piezas fundamentales en las tareas de búsqueda y salvamento a nivel nacional.

De ahí en adelante el Grupo de Rescate participa en varias misiones con éxito, entre las cuales podemos destacar las siguientes:

En 1978, el Grupo participa en el rescate del avión de la compañía SAN accidentada en el sector de Culebrillas, siendo asignado para esta misión el Sr. Capt. Plto. Avc. Edmundo Acosta, en un helicóptero BELL 212.
En abril y agosto de 1979, intervienen en el rescate de dos aeronaves accidentadas de la compañía SAETA.
Para 1980, se incorpora otro helicóptero BELL 212, en esta fecha es nombrado Comandante del Grupo el Sr. Mayo. Plto. Avc. Nelson Altamirano y en 1981, la Dirección de Aviación Civil entrega dos helicópteros ALOUETTE SA-316B, y se nombra nuevo Comandante del Grupo al Sr. Capt. Plto. Avc. Jorge Real.
En enero de 1981, se presenta el Conflicto Internacional con el Perú en la Cordillera del Cóndor, en el que la Fuerza Aérea Ecuatoriana participa activamente en la defensa de nuestra soberanía y fue, precisamente el Grupo Rescate No. 221, el que con sus tripulaciones y helicópteros transportó personal y pertrechos a los puestos de avanzada.
En mayo el mismo año, se accidenta un avión Twin Otter de la FAE en la Cordillera de Sabanilla, procediendo al rescate con un helicóptero Bell 212, piloteado por el Capt. Plto. Avc. Oscar Gallardo Moreno.
Para el año 1983, se efectúa el cambio del Comandante del Grupo de Rescate, siendo designado el Sr. Cptn. Plto. Avc. Julio Burgos Vergara. En enero de 1987, asume las funciones de Comandante del Grupo de Rescate No. 221 el Sr. Mayo. Plto. Avc. Raúl Torres Vásquez. En el mismo año se nombra al Comandante del Ala de Combate No. 22 al Sr. Crnl. Jorge Real, y al nuevo Comandante de Grupo Sr. Mayo. Julio Burgos.
Para el año de 1984 se incorporan al Grupo de Rescate No 221 dos helicópteros Alouette SA-319B donados por la Dirección de Aviación Civil.
En 1987, asume las funciones de Comandante de Grupo de Rescate No 221 el Sr. Mayo. Plto. Avc. Raúl Torres Vásquez y en este mismo año el 29 de marzo de 1987 se incorpora un avión Twin Otter de fabricación canadiense, que sería utilizado en Operaciones de Búsqueda Rescate y Acción Cívica. En el año 1989 se nombra Comandante del Ala de Combate al Sr. Tcrn. Guillermo Arguello.
Luego desde 1990, fue asignado como Comandante del Ala de Combate No. 22 el Crnl. Wilson Saavedra.
En el año de 1992, el Gobierno Nacional le otorga la condecoración al Mérito Aeronáutico “Cóndor de los Andes” en el grado de Comendador, por el trabajo cumplido durante emergencia del Austro en el desborde de la represa la Josefina.
En el año 1994, se nombra al Sr. Crnl. Julio Burgos Comandante del Ala de Combate No. 22. En el año de 1995, el Ala de Combate No 22 participa directamente en el CONFLICTO DEL CENEPA, apoyando en el transporte de personal, material y evacuación
de heridos en los puestos de avanzada desde inicio hasta la
finalización de las hostilidades, con los helicópteros Alouette y TH-57A; integrándose al Grupo Aéreo Amazonas con base en Macas y los otros apoyando al Ejército desde Gualaquiza. Se cumplieron 230 misiones con un tiempo de 350:35 horas de vuelo. El equipo DHC-6 (Twin Otter) realizó misiones de transporte de personal y material, completando 214:40 horas de vuelo.
Por el valiente desempeño de todos los que participaron en el conflicto del CENEPA, el Ejército condecoró al estandarte del Ala de Combate No. 22, y a sus tripulaciones con el mérito de “Gran Cruz de Guerra”.
Después del Conflicto de 1995, el equipo Bell 212, apoyó a la creación del COS-2, en un tiempo récord con la instalación del radar TPS-70. En el año 1996 como Comandante del Ala de Combate No. 22, se nombra al Sr. Crnl. Raúl Torres y como Comandante de Grupo al Tcrn. Luis Vique Muñoz.
El 27 de marzo de 1996 se inician las operaciones del equipo PIPER SENECA III PA-34 con placa FAE- 524, asignada al Escuadrón de Combate No. 2211, para cumplir misiones de búsqueda, reconocimiento y transporte aéreo.
Posterior a estas fechas, en el año 1997 se nombra como Comandante del Ala de Combate No. 22 al Sr. Crnl. Héctor Camacho Pauta, quien trabajó arduamente por cumplir la misión del Ala de Combate No 22 y en los años posteriores llegaría a ser Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
En agosto de 1998 se nombra Comandante del Ala de Combate No. 22 al Sr. Crnl. José Clavijo Rodríguez, y en este mismo año se presentó el fenómeno de El Niño que tuvo efectos debastadores en su paso por el Ecuador con fuertes lluvias, crecientes de ríos y derrumbes de cerros que destruyeron carreteras y caminos vecinales, dejando aislada a muchas poblaciones a las cuales no se podía llegar por vía terrestre, provocando que los pobladores de los sectores afectados enfrente una grave situación de insalubridad. Ante tal circunstancia el Ala de Combate No. 22, en apoyo a esta emergencia transporto aproximadamente 751 pax y 247.940 libras de carga en 775 horas de vuelo.

Una vez superado el fenómeno de El Niño tuvimos una nueva catástrofe, el terremoto de Bahía, donde nuevamente nuestras tripulaciones apoyaron en las operaciones de rescate, evacuación de heridos y abastecimientos a los pueblos que quedaron incomunicados por el destrozo de las vías de comunicación.
En 1999 es nombrado Comandante del Ala de Combate No. 22 el Sr. Coronel Omar Buenaño, oficial que permaneció en el reparto desde los inicios del helicóptero Alouette, hasta convertirse en instructor en el equipo Bell - 212, dejando un importante legado en el área operativa para los pilotos de rescate.
En el año 2000, el Coronel Raúl Carrera asume funciones de Comandante, a quién se le atribuye cambios importantes en la infraestructura de la Unidad, lo que permitió apoyar de mejor manera a la misión de la misma. Posteriormente en septiembre del 2011, el Crnl. Jaime Narváez asume el comando del Ala de Combate No. 22
Con el inicio de un nuevo milenio y el paso agigantado de la tecnología, estos comandantes trabajaron arduamente en apoyo a las operaciones de las estaciones radaricas, alerta SAR en diferentes puntos tanto en Costa, Sierra y Oriente del país.
En el año 2004 es nombrado Comandante del Ala de Combate No 22 el Crnl. César Merizalde, quien en su comando realizó la primera doctrina de Rescate de Combate y fue un paso muy importante para el desarrollo de las operaciones de RDC en este reparto.

Para el año 2004 es relevado de este importante cargo por el Crnl. Fabián Palacios, fundador del Escuadrón “Lobos” e instructor del equipo TH-57A, en su comando continuó fortaleciendo el campo operativo, tecnológico y humano y lideró la elaboración del Plan Nacional de Búsqueda y Salvamento. En la actualidad se desempeña como Jefe de Estado Mayor del COAD con el grado de Brigadier General.
Para el 08 de septiembre de 2004, comienza la operación del equipo CESSNA 206 con matrícula FAE-525, asignada al Escuadrón de Combate No. 2211, con la misión de apoyar en la búsqueda y transporte.
En el año 2005 toma el Comando del Ala de Combate No. 22 el Sr. Crnl. Zanoni García, continuando con pasos firmes hacia los retos que se venían venir en este siglo.
Teniendo como referente la destacada actuación del Ala de Combate No. 22 en el Conflicto del Cenepa, en el cuál se cumplieron misiones de infiltración - exfiltración de tropas, evacuación aeromédica, abastecimiento de carga, apoyo a la Fuerza Terrestre y tropas de superficie; el mando institucional ve la necesidad de aumentar la capacidad operativa de la aviación de ala rotativa y empieza el proceso de adquisición de nuevos equipos.
Es así que en el año 2007 el Comando General de la Fuerza Aérea dispone la creación de un equipo multidisciplinario que desarrolle el proyecto para la compra de los nuevos helicópteros. Para ese entonces el Comandante del Ala de Combate No 22 era el Crnl. Xavier Illescas Sánchez. En los meses de Febrero y Marzo siguiendo los procesos legales dictados por la Honorable Junta de Defensa Nacional, se obtiene la aprobación del Comando Conjunto y el Ministerio de Defensa Nacional para proseguir con el proyecto de renovación de flota para el Ala de Combate No. 22. El 21 Marzo del 2009 se comienza a escribir una nueva historia en el Ala de Combate No. 22 y para la Fuerza Aérea con la llegada de los primeros cinco helicópteros DRHUV II para ser parte del Escuadrón de Combate No. 2211.
Una vez que el proceso del contrato se encontraba en marcha y con las autorizaciones debidas, personal de Oficiales pilotos, técnicos y Aerotécnicos del
Ala de Combate No. 22 se encontraban rumbo a las
instalaciones de la empresa proveedora de los nuevos helicópteros en Bangalore (India).
Durante el Comando del Crnl. Thomás Endara también se repusieron 2 helicópteros BELL 206A, FAE 410 y FAE 414; así como también, la avioneta CESSNA T206H FAE 1040, que fue adquirida en Estados Unidos y trasladada volando desde Tampa FL. hacia Guayaquil por el Tnte. Pablo Rojas en remplazo de la FAE 524.
Actualmente el Comando, liderado por el señor TCrn. Nilo Estrada Caicedo, trabaja por recuperar la capacidad operativa de este glorioso reparto de la Fuerza Aérea, realizando gestiones para continuar con el alistamiento operativo de Pilotos listos para el Combate así como también la escuela de pilotos de ala rotatoria que recae su funcionalidad en el Escuadrón de Combate No. 2212 “Lobos”
Recientemente, los escuadrones de Combate de este reparto, asumieron un papel muy importante después del devastador  terremoto del 16 de abril de 2016, héroes anónimos llevando esperanza en su aeronaves con ayudas humanitarias, vituallas. Se cumplió misiones de reconocimiento aéreo, transporte aéreo de personas y carg, llegando a poblaciones apartadas que eran imposibles llegar a pie o en vehículo.
En coordinación con el COE de Manta, ECU-911 y el Ministerio de Ambiente se transportó a autoridades militares, médicos, personal del Cuerpo de Ingenieros del Ejército y a personal de la secretaria de Gestión de Riesgos para evaluar daños, y llegar con ayuda a las poblaciones afectadas por el desastre natural.
Fieles a nuestra misión, el Ala de Combate No. 22, permanece alerta las veinticuatro horas del día y los 365 días al año, sin importar de donde ni de quien se haga el llamado, hacemos honor a nuestro lema: “Para que otros puedan vivir”.



free joomla templatesjoomla templates