Ceremonia de cambio de mando en la EIA

En la Plataforma Boina Azul de la Escuela de Infantería Aérea (EIA), se llevó a cabo la Ceremonia de Cambio de Mando del Director de la EIA, entre el señor Teniente Coronel Jhonny Logroño Naranjo, Director saliente y el señor Teniente Coronel Marco Raza Cepeda, Director entrante.

El señor Brigadier General  Gabriel García Urbina, Comandante del Comando de Educación Militar Aeroespacial, fue la autoridad militar que presidió la ceremonia, donde con la entrega del Banderín insignia de la EIA se simbolizó la entrega- recepción de la Escuela de Infantería Aérea, así mismo se realizó la arriada e izada de los gallardetes insignias de mando y la entrega del mismo al señor Director Saliente.

En su discurso el teniente coronel Logroño, recordó la historia del la EIA, reconociendo el trabajo realizado desde 1977 de sus oficiales aerotécnicos, servidores y trabajadores públicos en la formación, entrenamiento y alistamiento operativo en apoyo al cumplimiento de la misión de los dos grandes comandos COAD Y COED de nuestra institución; así mismo, recordo la gestión realizada en su periodo como Director de la EIA, cargo que asumió con humildad y gratitud propia del infante aéreo, con los ideales de transparencia, justicia, equidad que han marcado su vida militar y con la fe en el trabajo constante e incansable que demanda los grandes desafíos del día a día. Terminó agradeciendo la lealtad y profesionalismo del personal de la Escuela.

Por su parte el teniente coronel Marco Raza, en su discurso empezó agradeciendo al alto mando por el cargo designado y a Dios por el alto honor de dirigir la EIA; así como, aceptar el reto con absoluta tranquilidad, porque cuenta con excelentes profesionales  que debajo de esas boinas y cristinas azules existen damas y caballeros del aire con una gran calidad humana “ Emociona ver que vengo a comandar una excelente unidad militar de nuestra gloriosa Fuerza Aérea Ecuatoriana”.Para finalizar, exhortó a los camaradas de armas, servidores y trabajadores públicos a continuar trabajando cohesionados, enfrentando los desafíos que las circunstancias y el destino nos depare.