La ETFA desarrolla tecnología

La Escuela Técnica de la Fuerza Aérea (ETFA) es el centro de formación del personal de tropa de la FAE, al interior de la institución militar son conocidos como aerotécnicos, estos técnicos de la parte operativa aérea son quienes mantienen a punto las aeronaves y además crean tecnología para el empleo aeronáutico. Los instructores de la ETFA buscan siempre generar en los alumnos la cultura investigativa mediante la creación de nuevos ingenios aeronáuticos.

Visitamos Latacunga, en donde 275 alumnos cumplen su formación con miras a convertirse en soldados, ellos realizaron el proyecto de repotenciación, comprobación y adaptación del banco de prueba de lo que se conoce como microturbo del motor ATAR (“Atelier Technique Aeronautique Rickenbach”) 09K50, Taller Técnico Aeronautico Rickenbach por sus siglas en francés, a través de una ventilación (Encendido del motor), este nombre que parece sacado de un comic chino es un motor para aviones supersónicos. Los jóvenes estudiantes adquieren sus conocimientos prácticos del funcionamiento de las etapas de admisión, compresión, explosión, emulsión y escape de los gases, así como la función que cumplen cada uno de las partes y accesorios, mediante la comprobación funcional de este motor supersónico.

El sargento primero Miguel Yumisaca de la especialidad de manteniemiento de aviones ha trabajado por el lapso de 19 años en la Fuerza Aérea Ecuatoriana 13 años como técnico en mantenimiento de aviones jet en la Base Aérea de Taura, desde el año 2012 se encuentra en la Escuela Técnica de la Fuerza Aérea como coordinador de la especialidad de mantenimiento de aviones. Esta experiencia le ha permitido guiar a los alumnos de la especialidad de mantenimiento en la realización del proyecto de repotenciación, comprobación y adaptación de este banco de prueba, generando un cambio de cultura dentro del proceso de formación que se imparte en la ETFA.  
Sargento primero Miguel Yumisaca  de la especialidad de Manteniemiento de Aviones
  A partir de la implementación de estos proyectos los alumnos obtienen un conocimiento práctico de los procedimientos técnicos de la comprobación funcional del motor. Esto implica que el alumno no se convierta únicamente en un receptor de conocimiento sino que ahora les permite innovar y diseñar nuevas soluciones para determinados problemas técnicos que se vayan presentando en el desarrollo de estos proyectos.  

Este proyecto genera a corto plazo en los alumnos un conocimiento básico del funcionamiento de los sistemas que hacen que el motor se ponga en marcha, a mediano plazo forma aerotécnicos con las competencias necesarias para poder realizar los trabajos correctivos y preventivos que se generen en los diferentes equipos de vuelo de la FAE, y a largo plazo contar con la mano de obra calificada y de calidad, siendo este el principal baluarte con el que cuenta la Institución para afrontar los múltiples problemas que se presentan en el diario trajinar de la aviación supersónica.

Los alumnos una vez que ingresan a la ETFA, tienen un periodo de un mes de nivelación, para poder comenzar el proceso de formación aeronáutico con un conocimiento equitativo de todos los estudiantes, luego de esto ellos comienzan un proceso de militarización donde reciben asignaturas que le permitirán formarse como militares y como técnicos aeronáuticos, es decir su tiempo se divide en partes iguales en el terreno, aulas y talleres.

El alumno Roni Arias, nos comenta el proceso de formación que día a día vive el soldado del Aire en su proceso de formación, comienza a la 04:30 AM con la Diana (hora de levantarse), luego el personal se dirige a formar y con la voz de una canción militar dirigirse formado al desayuno, una vez terminado el desayuno en espacio de 30 minutos se dirigen a sus villas (habitaciones) para realizar el aseo de sus dependencias como personal. Cuando el reloj marca las 5:45 AM, los alumnos se dirigen al patio principal para pasar parte y revista de aseo, este lapso de tiempo es donde los brigadieres encargados de cada villa y los instructores verifican que los alumnos tengan sus uniformes impecables, su aseo personal intachable, sus botas charoladas, en si su presentación este de acuerdo al reglamento de uniformes que rigen a la Fuerza Aérea; si algún alumno falta su presentación sus superiores jerárquicos le harán corregir todos los detalles que hacen falta, para estar a la 07:00 listos para pasar el parte general junto al personal de antiguos y autoridades de la escuela.

Una vez terminado el parte, el personal de alumnos se dirige a las aulas a recibir clases, unas de las asignaturas que reciben antes de escoger la especialidad es propulsión aeronáutica, dibujo asistido por computador, física , matemáticas, entre otras.

La formación militar en la ETFA es integral, la disciplina está siempre presente y ahora la tecnología es el valor agregado que sus alumnos aportan a diario a su institución.